5/1/10

Lo mejor y lo peor de 2009

Premios Tururú
Ya en los descuentos, me atrevo a señalar lo mejor y lo peor de este año 2009, que, aunque ha tenido Sonrisas y Lágrimas como diría la versión doblada de Julie Andrews, en muchos aspectos será mejor olvidar. Éso sí, partiendo de la base de que soy cinéfilo de DVD y de clásicos más que del cine de ahora, y de que siempre digo que mejor que darle un óscar a Shakespeare in Love, se lo podrían haber dado a Sed de Mal o a Tiburón y así por lo menos hacíamos justicia con unos añitos de retraso.


Tururú 2009 a la Mejor Película: Vals con Bashir
Estrenada en España a principios de año, este alucinado viaje en el límite del sueño y de la realidad (que resulta ser la peor de las pesadillas) es un relato biográfico imprescindible sobre la maldad del ser humano. Película perturbadora, con imágenes poderosas y a veces surrealistas, Vals con Bashir remueve paladas de fango dentro de todos los que aún tienen algo de humanidad por dentro, que, parece ser, vienen siendo cada vez menos. He aquí una muestra de cine de calidad a nivel de argumento y lenguaje, con contenido que no cae en lo moralista. Soberbia.




Tururú 2009 a la Peor Película: District 9
Si queréis que se os revuelva el whopper y los aros de cebolla de la cena en la butaca, ésta es vuestra película. Dando bandazos entre la ciencia ficción, el falso documental, el gore y el cine de a dos pesetas, Peter Jackson apadrina este bodrio, en el que lo más divertido es intentar adivinar si son más feos los alienígenas que el protagonista. Chiquito pasado por la Túrmix, pero sin pizca de gracia. Qué le vamos a hacer, siete euros tirados por el retrete.


Con esos ojitos, casi me da pena darle el premio de peor película...


Tururú 2009 a la Mayor Decepción de la Década: Avatar
Avatar ha recaudado en un par de días 700 millones de dolores, perdón, de dólares. Me alegro mucho por James Cameron, y no me preocupa que sea una película más vacía que el discurso de Bush: si a la gente le gusta, mejor para ellos. Pero me molesta que, en lugar de venderse como un Transformer o un Harry Potter cualquiera, que es lo que es, ni más ni menos, se haya pretendido ofrecerla como la revolución del cine tal y como lo conocemos, el "Lo que el Viento se Llevó" de nuestro tiempo. Quizá con menos ínfulas de diva, y una almohada cervical en lugar de las dichosas gafas 3D, esta película hubiera sido algo más potable.


Avatar Molaaaaaaargh

Pues nada, nos vemos el año que viene en la Gala Tururú, presentada por Marilyn Monroe y Claudia Cardinale conservadas en celuloide, o en nuestra memoria, tanto da. Feliz Año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...