1/3/10

El complot fallido de Tom Cruise

Valkiria
Cuentan en esta película que hubo hasta quince atentados contra Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. Éso sin contar con el más reciente protagonizado por Brad Pitt (que sospecho es además, ya de paso, un atentado contra el espectador, por mucha nominación al óscar que valga -ya están ahí además Avatar o District 9 para rematar el despropósito). Esta operación de sonoro nombre wagneriano no pasará a la historia de las películas del género, pero es un divertimento apreciable en el que, como siempre, cabe preguntarse qué fue real y qué partes son un añadido de los guionistas. Tom Cruise se mete en un papel que no es para él, como casi siempre, porque, aparte de El Color del Dinero, Rain Man o Cocktail, en los que hace de niñato consentido, en otras de sus mejores o más famosas películas, véase Misión Imposible o los dobletes con Spielberg u Oliver Stone, no llega a dar la talla (aunque es cierto que su doblaje en España no le hace justicia). Cruise tiene además el personaje más plano de la película, porque todos los demás son suficientemente ambiguos y muestran sus debilidades. Mejor no decimos nada de Terence Stamp o Kenneth Brannagh haciendo de alemanes... En fin, que es una película recomendable, bien dirigida por Brian Singer que se deja por una vez de X-men y Supermanes y pone su talento rítmico, que no visual, al servicio de una historia amarga. En realidad, toda la Segunda Guerra Mundial resulta tan disparatada que parece concebida como una fábrica de películas de todo tipo. Pero no, lástima que no.

Si, todos muy serios y muy decididos, pero al final, un desastre...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...