8/9/09

Cogorza de autor

Entre copas
Vamos a ver, vamos a ver, vamos a ver. Niños, no hagáis ésto en casa. En esta película los personajes se meten un par de botellas de vino entre pecho y espalda, por lo menos, al día, y, después, borrachos como una cuba y trazando las hoces del Duratón sobre la acera, se meten en el coche tan ricamente y venga, a conducir. Inaudito. Parece que el director absuelve a sus personajes de éste y de todos sus pecados: alcoholismo, adulterio, fracaso profesional, depresión post-divorcio, etc etc; el caso es que, tal vez por esa "humanidad" que desprenden, terminamos cogiendo cariño al depresivo alcoholizado (qué bueno es Paul Giamatti) y al actor de segunda sin vergüenza. Yo diría que la última media hora la cosa de desmadra, y eso que al principio empieza muy bien, muy divertida. Como resultado nos queda una cinta que ni mata ni engorda, para pasar el rato (sí, premios tiene muchísimos; en el país de los ciegos...) Pero bueno, a lo que íbamos : niños, ved esta película y tomad buen ejemplo de lo que no se debe hacer cuando seais mayores: llamar a tu ex cuando estás borracho, liarte a hostias con el casco de la moto si te cuentan una mentira, conducir borracho, robar dinero a tu madre, estrellar el coche de tu amigo sin avisar, arrejuntarse con casadas, en fin, cosas así. Qué curioso, la línea entre el patetismo y la carcajada es fina, finísima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...